fbpx

Pre-inscripción

Pre-inscripción

 

Ver formulario

Actualizar datos

Actualizar datos

Egresado, actualiza tus datos

Ver formulario

Buzón QRSF

Buzón QRSF

 

Ingresar

Correo

Correo

Correo Institucional

Ingresar

Contáctanos

Contáctanos

 

Ver formulario

Aula Virtual

Aula Virtual

 

Ingresar

El cerebro, así como cualquier otro músculo, después de ejercitarlo necesita un tiempo de recuperación. La ciencia ha demostrado que solo puede enfocarse durante 90 a 120 minutos a la vez, por lo que durante este tiempo usted debe dedicar su mayor esfuerzo para completar las tareas que más pueda y después tomar un buen respiro con una pausa activa. Lo ideal, es que revise cuáles son las horas del día en donde es más productivo y después distribuya las labores que le queman más energía en estos tiempos y las que menos en los momentos de menor productividad.

A continuación, lo invitamos a tener en cuenta tres recomendaciones, por John Rampton, empresario e inversionista, columnista del portal Web Inc, para recuperar la energía y sentirse con más ánimo cada día:

  • Dele un descanso a su cerebro: Comience por dormir bien, pues esto lo mantiene más enfocado, productivo y saludable. Maiken Nedergaard, quien dirige un estudio en la Universidad de Rochester sobre este tema, asegura que la razón por la que dormimos es “porque buscamos limpiar nuestro cerebro”.
  • Un estudio publicado en la revista Science asegura que durante el sueño el cerebro es muy activo en la eliminación de residuos, como la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurológicos.
  • Por otro lado, las pausas activas, con un cambio de actividad, son indispensables; usted tiene que desenchufarse de lo que está haciendo, ir a tomar aire, hablar con un compañero, caminar o hacer ejercicios de relajamiento, así le será más fácil ponerse activo en un segundo momento.
  • Salga al aire libre, cambie de ambiente y se sentirá liberado; además, la luz del sol aumenta la producción de vitamina D y serotonina.
  • Haga algo que le guste: oxigene su cerebro con una actividad distinta, durante 10 o 15 minutos. Puede ser leer algo diferente y de su gusto, jugar ping pong o escuchar música. Le serán de gran ayuda.
  • Muévase: como ya le mencionamos, el cerebro es otro músculo de nuestro cuerpo, por eso necesita que lo ejercite. Lo puede hacer dando un paseo, reflexionando o tomando unos minutos para dejar su mente en blanco.
  • Medite: de esta manera puede aumentar la actividad en los lóbulos frontales del cerebro, así como reducir la actividad en la amígdala, el centro del miedo.
  • Duerma bien: La Dra. Sarah McKay declara en La neurobiología de la siesta de la tarde, que una pequeña siesta reduce la somnolencia, fortalece la función cognitiva, mejora la memoria y el estado de ánimo a corto plazo.
  • Tómese unas vacaciones: su cerebro lo merece y lo necesita. No crea que por trabajar siete días sin parar va a conseguir mejores resultados, todo lo contrario, puede que esa semana la haya aprovechado al máximo, pero en la siguiente no va a poder ser tan productivo  porque va a estar cansado.

 

 Tomado de: https://www.finanzaspersonales.co/consumo-inteligente/articulo/productividad-ejercicios-para-que-el-cerebro-sea-mas-productivo/73300

Leave a comment

Noticias

Somos una institución de educación superior

con Certificación de Calidad ISO 9001:2008